La incursión de la tecnología en el mundo financiero ha abierto un sinfín de opciones y herramientas para facilitar el pago de cuentas, productos y servicios.

Compartir