Los jóvenes, por su arraigo hacia ciertas marcas, prefieren mantenerlas, así sea en menor cantidad, cuando necesitan ahorrar.

Compartir