Los estratos 1 y 2 son los que menos usan aplicaciones bancarias.

Compartir