Más de la mitad de las personas usa información disponible en las tiendas y su experiencia previa a la hora de datearse para adquirir sus prendas de vestir.

Compartir